jueves, mayo 20, 2010

Erisipela, una enfermedad infectocontagiosa



¿SABES QUE ES LA ERISIPELA Y CÒMO TRATARLA?

Publicado por Emilia Santos Frìas.

La erisipela es una enfermedad infectocontagiosa aguda y febril, producida por Streptococcus pyogenes. Se caracteriza por una erupción de una placa eritematosa purpúrea de extensión variable, con dolor, prurito.

La erisipela es una infección bacteriana aguda de la dermis y la hipodermis causada principalmente por estreptococos. Como un tipo clínico de celulitis, principalmente de la dermis y en menor grado de la hipodermis.

La localización más frecuente es en la piernas, luego la cara, pero puede aparecer en cualquier parte del cuerpo. En el 90% de los casos la erisipela se localiza en las piernas.

Actualmente no existen pruebas de que otras bacterias puedan causar la erisipela típica.

La erisipela es una infección bacteriana y la mayoría de los investigadores consideran que la causa principal son los estreptococos.

Los factores de riesgo son numerosos. Influyen las condiciones locales pie de atleta, úlceras de pierna, así como las enfermedades asociadas como linfedema, diabetes, alcoholismo o las condiciones de vida.

Los diagnósticos más serios son dermohipodermitis necrotizante y fascitis. Ambas entidades ponen en riesgo la vida del paciente y requieren tratamiento quirúrgico.

Tratamiento con antibióticos. No existen problemas de resistencia y la penicilina es el tratamiento estándar. En 24 a 72 horas desaparece la fiebre, y el dolor se reduce al igual que los signos cutáneos.

En la erisipela de la pierna y en la celulitis, la primera medida de tratamiento es reposo por varios días con la pierna elevada.

Esto reduce el edema y el dolor, y es importante para combatir la fiebre. Una vez que el paciente puede deambular, las medias elásticas permiten mejor contención y reducen la recurrencia del edema y el riesgo de linfedema.

En la mayoría de los estudios se continúa la terapia endovenosa con penicilina oral por 2 a 3 días, en tres dosis diarias, tan pronto como la fiebre desaparezca. También se puede utilizar amoxicilina, 3 a 4.5 g/día. El tratamiento debe ser continuado por 10 a 20 días.

Otros antibacterianos utilizados para la erisipela son los macrólidos eritromicina, roxitromicina y azitromicina), nuevas cefalosporinas cefalexina, cefadroxilo y cefotaxima y fluoroquinolonas, ciprofloxacina, con actividad equivalente a la de la penicilina.

1 comentario:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.